Aprendizaje basado en proyecto social y desarrollo de las soft skills

 

Ana Noelia Martinez Valdivia[1]

Según las previsiones realizadas por McKinsey Global Institute (2018), se prevé que en los próximos años, habrá un crecimiento en la demanda de las denominadas habilidades sociales y emocionales en el ámbito profesional, las cuales son consideradas como habilidades blandas o soft skills, y que hacen referencia a todas aquellas de carácter personal e interpersonal, o de comportamiento que son necesarias para aplicar habilidades técnicas y conocimientos en el mundo laboral (Hendarman y Cantner, 2018; Weber et al., 2011). Las universidades deben formar estudiantes con sentido humanista que contribuyan al desarrollo sostenible de la sociedad”, por lo tanto, una de las prioridades es el aprendizaje basado en proyectos sociales, a través de la gestión responsable de los impactos educativos, cognitivos, laborales, sociales y ambientales que la Universidad genera, en un diálogo participativo con la sociedad para promover el Desarrollo Humano Sostenible.

En tal sentido, el “Aprendizaje basado en proyecto social hacia la mejora de la enseñanza a través del desarrollo de soft skills”, permite afianzar la participación de actores interesados en la responsabilidad social universitaria, como estudiantes y docentes; con ello una propuesta es sumarnos a la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el vínculo con los planes nacionales, regionales y locales con ello se contribuiría a la formación integral de los estudiantes de la FAU y cómo académicamente el conocimiento adquirido aportará al desarrollo de las soft skills, lo cual permite contribuir al desarrollo de la competencia de pensamiento crítico, que es parte de la formación integral del estudiante para el mundo laboral; con ello no solo el beneficiado es el estudiante, sino que al ser socializado el producto elaborado sensibiliza a la comunidad interna y externa a través de las redes y plataformas sociales, lo cual contribuye a reconocer los problemas complejos y las acciones de responsabilidad social relevantes en la formación de los estudiantes que deben guardar relación con la especialidad, y obtener impacto en el ámbito social.

Estrategias de enseñanza como el Aprendizaje basado en proyecto social hacia la mejora de la enseñanza a través del desarrollo de las soft skills, tiene como propósito que el estudiante obtenga una visión integral de la situación de su país, región o ciudad en el contexto del fenómeno de la globalización mundial para situarlo en el presente y en el futuro cambiante del país, se combina el método explicativo, a través de los temas presentados por el docente durante algunas sesiones de clase, con el método de situaciones, en el cual se busca profundizar los conocimientos adquiridos por el estudiante durante las sesiones, siendo parte del reto de la formación universitaria actual en el contexto y mundial caracterizada por tener como objetivo el desarrollo o fortalecimiento de competencias de corte personal, académico y profesional, y que se apoyan en el empleo de las TIC y en metodologías o estrategias didácticas que así lo permiten como el aprendizaje basado en proyectos, la cual es una metodología que ha ido evolucionando con el tiempo, incorporando técnicas e ideas que enriquecen y potencian sus posibilidades, esta metodología activa fomenta las competencias y desarrollo de las soft skills, para contribuir al logro de los perfiles de egreso que requiere la el mundo laboral como conocimientos, habilidades y actitudes.

Por lo tanto, el aprendizaje por proyecto fomenta que los estudiantes resuelvan situaciones, retos o respondan a preguntas, a través de sus conocimientos, recursos, investigación, reflexión y cooperación activa, y teniendo en cuenta el tema de coyuntura respecto al marco de la Agenda 2030 del Desarrollo Sostenible y el vínculo las herramientas de planificación. Según John Kao: “Cada uno de nuestros jóvenes tiene una idea que merece ser expresada. Una idea creativa que quiere tomar forma y una oportunidad de emprendimiento que busca cómo hacer del mundo un mejor lugar y somos nosotros los llamados a potenciar en nuestros jóvenes ese espíritu”. Hoy en día como ciudadanos responsables debemos ser parte del cambio hacernos la pregunta como “Cómo llegamos al 2030”, que se ha priorizado para alcanzar el desarrollo para todas las personas, y hacerlo de forma sostenible. A través de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se orientada a los principios de la Agenda 2030, es por ello que a través del desarrollo de las soft skills, se implementa una metodología activa y eminentemente práctica, otorgando al estudiante el protagonismo del aprendizaje por proyecto social basada en un aprendizaje por competencias que deje espacio para la iniciativa y la imaginación de los estudiantes, con el uso de la tecnología y desarrollo de la competencia digital mediante la inclusión de portafolios y material multimedia como videos e infografía. El estudiante toma conciencia de la necesidad de conocer el estado actual en el marco de la Agenda 2030 del Desarrollo Sostenible y el vínculo, asimismo el aprendizaje como proyección social relacionado a mejorar o ayudar a la comunidad, siendo beneficios para el estudiante que tiene la capacidad resolutiva a través de la creatividad, innovación y adaptabilidad, y así aporta a la capacidad de reflexión, mediante la capacidad del diálogo y organización, capacidades que son demandadas a los estudiantes cuando se incorporan al mundo laboral, siendo los principales resultados la autopercepción con más inteligencia emocional y flexibilidad para trabajar en grupos, lo que se evidencio en el comportamiento de los procesos de crítica y sustentaciones como equipo.

Las competencias de habilidades blandas o soft skills, deben ser tratadas o entendidas como constructos multidimensionales, que reflejan la compleja estructura de las mismas, por lo cual el aprendizaje por proyecto social aporta a que el estudiante desarrolle sus habilidades en la etapa universitaria para afianzarlas y así obtener un mejor rendimiento potenciando las fortalezas y trabajando las principales debilidades que se reconocen, siendo consciente que el tema abordado es complejo, sin embargo se recomienda porque contribuye al logro de los perfiles de egreso que requiere la el mundo laboral como conocimientos, habilidades y actitudes, y debería ser implementado y considerado para que nuestra generaciones futuras de profesionales sean socialmente responsables a los nuevos retos que nos demanda a la humanidad.

Referencias bibliográfica

Mckinsey Global Institute (2018): Skill shift automation and the future of the workforce. Discussion paper. Disponible en www.mckinsey.com/mgi.

Hendarman, A.F. y Cantner, U. (2018): Soft skills, hard skills, and individual innovativeness, Eurasian Business Review, Vol. 8, n 2, pg. 139-169.

Arroyo, G. (2012). Aprendizaje basado en proyectos como estrategia para fomentar el trabajo colaborativo en la educación a distancia (Tesis para obtener el grado de Maestría en Educación). Tecnológico de Monterrey, Escuela de graduados en educación, Monterrey.

Fernández, A. (2006). Metodologías activas para la formación de competencias. Educatio Siglo XXI (24), 35-56. Recuperado de http://www.unizar.es/ice/images/stories/materiales/curso35_2009/Metodolo giasactivas.pdf

Gómez, B., & Santos, A. (2012). Competencias para la inserción laboral: Guía del profesorado. España: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Recuperado de https://www.if.ufrgs.br/~moreira/apsigsubesp.pdf

  1. Arquitecta por la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann, Maestro en Arquitectura Paisajista por la Universidad Privada de Tacna, actualmente docente de pregrado de la Universidad Privada de Tacna y la Universidad Andina del Cusco. Con experiencia en investigaciones en arquitectura y dinámicas urbanas como el artículo Explotación de canteras en el cerro Arunta y su influencia en la degradación del paisaje natural de Tacna. arqanmartinez@gmail.com

Total Page Visits: 367 - Today Page Visits: 1